viernes, 1 de junio de 2018

Descansa

En la sociedad en la que vivimos se le da mucho valor al esfuerzo, al trabajo duro y al sacrificio pero, ¿qué hay del descanso? ¿Realmente nos permitimos descansar y cuidarnos cuando nos toca? ¿Alguna vez se nos habló de la importancia de estar en armonía entre la acción y la inacción, del estar sin hacer nada y disfrutar de ello sin ninguna culpa, del de dejar de querer ser productivos por un tiempo?
Quizás sea desde ese espacio desde el que nos demos cuenta de que la vida que vivimos no tiene sentido. Que en el fondo estamos perdidos. Que en la mayoría de las ocasiones no sabemos a dónde vamos. Por eso al sistema no le interesa que paremos a descansar. Por eso descansar en lo más profundo de tu ser es un acto revolucionario.
Así que te invito a que cruces el umbral de la incertidumbre de un espacio en blanco en tu horario, a tumbarte en el sofá o estar de pie en mitad de tu habitación o en un parque sin hacer nada. Sentarte en la cama y desconectar de lo que te desconecta para conectar con lo que realmente tiene valor, para conectar contigo, con tus sensaciones, con tu cuerpo, con tu respiración. Date la bienvenida.
Descansemos, hagamos la revolución.

Descansa.



Alaskan Bear Laying - Bing Images
https://www.pinterest.es/pin/446137906810360227/

martes, 29 de mayo de 2018

El niño detrás de nuestras creencias

Me doy cuenta de que uno de los mayores peligros que se esconden detrás de cualquier tipo de -ismo ya sea un partido, un movimiento o una religión es que por lo general crea enemigos, esto es, separación, y cuando esto ocurre, nos olvidamos de la persona que hay detrás de toda esa amalgama de ideas y etiquetas que hemos creado. 

El posicionarse"a favor" o "en contra" de cualquier cosa es un arma de doble filo que esconde -y lo sé por experiencia- muchísima culpa detrás. Basta con que cualquier pensamiento o deseo contrario a aquello que defiendes a piñón se asome por tu mente para permitir que nuestro juez nos de un latigazo. También es algo que nos lleva a cerrar el corazón, a protegernos de aquellos a los que hemos considerado enemigos, no vaya a ser que deje de ser tan "-ista" o "-ano" después de compartir un ratito con aquel o aquella. 

Al sistema le viene de perlas que haya millones de grupos posicionándose continuamente ya que mientras más separados creamos estar, más capas tendremos que atravesar para darnos cuenta de que en realidad somos lo mismo.

Con esto no quiero hacer ninguna crítica a cualquier movimiento ni quitarle valor a ninguna ideología, tan solo quiero proponer que abramos entre todas nuestras creencias y podamos ver más allá de ellas. Por supuesto que es maravilloso que encontremos un estilo de vida con el que nos sintamos a corde y que nos llene pero hasta que punto nos estamos dejando llevar por una idea sin cuestionarnos qué se esconde detrás.

En la vida existe una ley universal y esa ley es la ley del amor. Y si no, fijáos en los niños pequeños. Ahí no hay raza, ideología, religión, preferencia alimentaria o nivel económico que valga. Y en el momento en el que miramos a nuestro "enemigo" a los ojos y recordamos que detrás de todas las ideas que hemos creado sobre su persona y todos los juicios con los que hemos envuelto su ser hay un niño, como tú, buscando amor, todo lo que habías inventado se desvanece al instante.

Olvidémonos de las preferencias superficiales, no son más que una trampa que nos mantiene separados. Perdona a tu enemigo para poder perdonarte y amarte a ti mismo pues el amor es la fuerza más grande que hay.

EGP 

Imagen relacionada

Leipzig. 29.05.2018

viernes, 4 de mayo de 2018

El manzano y los niños perdidos

Recuerdo lo mucho que me afectaba que me dijeran que era un inmaduro cuando era pequeño. Me sentía atacado, vulnerable y enfadado. 

Ahora, con 23 años, me acabo de dar cuenta del sinsentido de todo eso y de que, realmente, aún era inmaduro cuando otros ya habían madurado. Ahora bien, ¿en qué momento empezamos a considerar que ser maduro es algo digno de valoración y aplauso y ser inmaduro algo digno de vergüenza y de castigo? Ahí radica el sinsentido de esta historia.

Pongamos como ejemplo un manzano. El manzano, cuando empieza a dar manzanas las deja que vayan creciendo a su ritmo, confiando plenamente en su proceso. Algunas tardan más en madurar, otras tardan menos, otras son arrancadas cuando no han llegado a madurar del todo y luego hay otras, que cuando se daban por perdidas empiezan a crecer y a crecer y se convierten en manzanas hermosas.

Sería estúpido pensar que algunas manzanas «llegan tarde», que «ya podrían haber madurado antes», que «están perdidas» así como compararlas con el resto de manzanas ya maduras que les llevan varias colectas de ventaja.

No, la naturaleza no hace eso, simplemente confía y confía y sabe que llegará el momento en el que esa manzana inmadura madurará y crecerá lo suficiente como para llegar a soltarse de la rama que la sostenía, sin intervenir en su proceso ni juzgarlo.

Nuestro sistema educativo, sin embargo, pretende generar manzanos en los cuales todas las manzanas maduren al mismo tiempo y de la misma forma y eso es algo totalmente antinatural. De hecho, si la naturaleza funcionara así, de repente, todas las manzanas madurarían y caerían a la vez y nos quedaríamos sin manzanas de la noche a la mañana hasta la siguiente temporada. ¿Se imaginan qué catástrofe?

Así que recuerda, dile a tu hijo, a tu hija, a tu alumno, a tu alumna, a tu primo, a tu prima que es perfecto y perfecta tal y como es y que cuando llegue su momento dará su fruto. Por favor, dile a ese niño que está «perdido», a aquel «que no cumple con las exigencias educativas», que no es culpable por formar parte de un sistema que por lo general no educa ni respeta el proceso de los niños. Por favor, dile que es perfecto así como es, con sus imperfecciones, que no hay nada malo en él. Dale amor. Perdónale y perdónate a ti después por no haberte dado cuenta antes. Y sobre todo, siéntete inocente tú también pues no supiste hacerlo mejor.

Confía en la vida, confía en estos niños perdidos pues la mayor muestra de amor es respetar el proceso de crecimiento de cada persona.

Feliz fin de semana. 🍎

 Leipzig 3 y 4 de mayo de 2018. EGP.
Cartel de Sappho árbol imprimir acuarela arte pared por jellybeans
https://www.pinterest.es/pin/318418636126113395/

domingo, 29 de abril de 2018

Bailar con la vida

Lo que nos vuelve a todos un poco locos es la intención de querer controlarlo todo, de querer calcular al milímetro lo que queremos que ocurra en el futuro, de intentar dominar a la vida, tratar de que se convierta en un puzzle fijo con fichas estáticas, querer limitarla y pretender que es inmóvil y que va a organizarse conforme a la voluntad de nuestras expectativas, de nuestra mente pensante y nuestros miedos.

Pero no, por desgracia no es así. La vida es vida y por lo tanto está viva. No podemos tratar de meterla en una cajita y domarla, o nos rendimos a ella o nos acaban superando hasta las situaciones más mundanas. Escuchar más al silencio que a la mente, ponernos las manos en el corazón y escucharle para saber qué se requiere de nosotros en cada situación en lugar de reaccionar a las situaciones que nos desequilibran con más acciones desenfrenadas que no hacen más que ocultar el mensaje que la vida nos está tratando de mostrar en cada momento.

Sé vida, sin miedo al cambio, baila conmigo y con ella al igual que hacen tus hermanos los animales, las flores, los árboles y todos los seres de este planeta.

Vivir sin miedo a vivir.

¿Te atreves? ¿me atrevo? ¿nos atrevemos?


omarzrobles culturainquieta22
https://www.pinterest.es/pin/482800022544695191/

viernes, 23 de marzo de 2018

Consejos, opiniones

Muchas veces, cuando pedimos opinión o consejo estamos permitiendo que las limitaciones del otro nos limiten a nosotros mismos. ¿Cuántas veces nos han dicho que algo era muy difícil, muy feo o que no merecía la pena y lo hemos aceptado como nuestro sin tan siquiera habernos planteado la posibilidad de cuestionarlo impidiéndonos así descubrirlo por nosotros mismos?

Que tu mayor consejero seas tú mismo —con todo lo que eso conlleva— :)